• Carabineros organizó acción solidaria en beneficio de usuarios del Hogar de Cristo

    Personal del servicio de la población, los cuadrantes de seguridad preventiva, la S.I.P y administrativos de la Primera Comisaría reunieron prendas de vestir y compartieron un café con personas en situación de calle.

    “Un café y un calcetín”, es el nombre del proyecto realizado por personal de la Primera Comisaría de Coyhaique, orientado a aportar y contribuir a mejorar la calidad de vida de los usuarios del Hogar de Cristo.

    Se trata de una iniciativa surgida entre el personal del servicio de la población, acción a la que se sumaron los cuadrantes de seguridad preventiva, la Sección de Investigación Policial (S.I.P) y funcionarios administrativos de esta Unidad.

    Conscientes de las bajas temperaturas, las lluvias y los efectos del clima en las personas, Carabineros –en su rol de solidaridad social- se organizó para ir en ayuda de las personas en situación de calle, realizando una acción complementaria a la labor que efectuada por el Hogar de Cristo.

    “Hace una semana, una funcionaria por iniciativa propia planificó una actividad, la cual fue apoyada por el personal de dotación de la Primera Comisaría de Coyhaique, permitiendo acercarnos aún más a las personas en situación de calle, para lo cual –a través de aportes voluntarios- se adquirió calcetines, bufandas, café y galletas, para los usuarios del Hogar de Cristo”, expresó el Capitán Raúl Quintanilla Valdivia, Subcomisario de los Servicios de la Primera Comisaría de Coyhaique, ocasión en la que el personal compartió con dichas personas, conociendo las razones del porqué están en situación de calle, estrechar lazos de confianza y lograr un vínculo con ellos, quienes en forma periódica son trasladados por el personal hasta la hospedería previniendo accidentes u otros hechos que puedan afectar su integridad.

    Carabineros en su diario quehacer cumple diversos roles, entre los que destacan el preventivo, control del orden público, educativo e integración, entre otros, siendo uno de ellos, el de solidaridad social entendida como el conjunto de actividades que realiza la Institución en beneficio de la comunidad nacional.

    “Uno de los objetivos es brindar la posibilidad a dichas personas para que tengan una muda que permita mantenerlos abrigados y secos, previniendo riesgos que puedan afectar la salud de quienes se encuentran en situación de calle”, acotó el Oficial.

    Dicha iniciativa responde a un Carabinero más cercano y al servicio de la ciudadanía, desarrollando acciones que van más allá del ámbito preventivo y lucha contra el delito.

    “Carabineros está con toda la comunidad, sin desmerecer su condición social u otro tipo de antecedentes, permitiendo a través de acciones solidarias mejorar la calidad de vida de las personas”, manifestó el Capitán Quintanilla.

    Según estadísticas correspondientes al año 2012, existen alrededor de 120 personas en situación de calle entre Coyhaique y Puerto Aysén, de los cuales el 50% se encuentra en la capital regional, quienes agradecieron y valoraron el gesto realizado por el personal.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *