• Salud a la deriva: La Patagonia también se enferma.

    El gobierno de Bachelet desde un comienzo se comprometió con una infinidad de reformas que significarían una ayuda a millones de chilenos, pero de a poco empezamos a darnos cuenta que de promesas la Nueva Mayoría no tienen un real conocimiento.

    Una de esas reformas y promesas de campaña, se relaciona con  el tema más delicado de todo país, la salud. Es por eso que muchos actores – incluso desde  la misma Nueva Mayoría- ya han reaccionado ante un negativo avance que favorezca a los chilenos que día a día utilizan el servicio de salud público.

    La revisión y posterior rechazo de la partida de salud por parte de la Comisión Mixta de Presupuesto, ha afectado de manera directa todas las inversiones previstas para el año 2016, lo que incluye una serie de construcciones y mejoras de hospitales prometidos a lo largo del país. En ese sentido, grandes y emblemáticos hospitales, como el Sotero del Río de Puente Alto, han visto amenazado su desarrollo, y con ello la incansable labor de la Municipalidad por mejorar la infraestructura de su comuna.

    Por otro lado, esta inversión que era cercana a los $500 mil millones, iba a mejorar varios hospitales y complejos, entre ellos en Chile Chico, Cochrane y Puerto Aysén.  Ahora  estos serían aplazados dejando inconclusa la promesa de Gobierno de construir 20 recintos asistenciales a lo largo del país.

    Después de nuevamente haber dejado a nuestra región de Aysén a la deriva en materia de salud, el lunes pasado habría renunciado la Subsecretaria de Salud y de seguido la Jefa de Inversiones, lo que deja a la borda al Ministerio que para mi juicio es uno de los más importantes para Chile.

    Aysén desde hace años mantiene una deuda con sus habitantes ya que existe un importante vacío en materia de infraestructura y profesionales, es fundamental que la intendencia regional ponga mano dura ante estos acontecimientos y no dejemos solos a nuestras comunas que necesitan urgente infraestructura, personal capacitado , especialistas y especialidades.

    Como chilechiquense me preocupa el recorte y el aplazamiento de estos recursos ya que Chile Chico y la región necesitan ser prioridad en materia de salud, ya que aún tenemos que esperar horas medicas para especialistas en Coyhaique y solicitando aviones para casos graves tomando el riesgo de muchas veces agravar las situaciones de salud de nuestros vecinos.

    En conclusión, los problemas centrales siguen afectando a las zonas extremas y los gobiernos regionales no hacen nada para remediar estas situaciones, por lo anterior el gobierno sigue sin cumplir y ahora quitando recursos en salud para llevar a cabo procesos y reformas netamente ideológicas.

    Diego Silva Barrera

    Prosecretario Juventud Renovación Nacional.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *