• Sandoval llama a autoridades del agro a impulsar acciones que permitan enfrentar déficit hídrico que sufre la región

    El parlamentario afirmó que son muchos los pequeños y medianos ganaderos de la zona que se ven afectados por este tema, sumado al ataque de jaurías de perros bravíos a su ganado

     

    “El déficit hídrico en la región de Aysén es un tema complejo, pues ha implicado una fuerte reducción de forraje”. Con estas palabras, el diputado David Sandoval se refirió a la difícil situación por la que atraviesan numerosos campesinos de la zona ante la sequía que vive la región.

    Al respecto, el parlamentario recordó que este tema ya lo había manifestado en su oportunidad, planteando incluso la necesidad de que Aysén fuera declarada en condición de emergencia.

    En este sentido, afirmó que la problemática ha sido permanentemente manifestada por campesinos con los que se ha reunido en el último tiempo, sumado a hechos como el que afecta al Lago Riesco que ha presentado un desnivel de sus aguas. “Hemos sostenido reuniones con vecinos del sector Río Norte, en la comuna de Coyhaique, además de otros encuentros con pobladores, quienes han expresado su preocupación. Además, lo de Lago Riesco es un ejemplo más de la compleja situación que están viviendo vecinos del sector rural, muchos de los cuales tienen que mover su ganado a lugares donde tienen mínimas disponibilidades de recursos hídricos”, enfatizó.

    En esa línea, Sandoval dijo hacerse parta de las demandas que hacen los campesinos en torno a esta materia, especialmente en cuanto a la necesidad de que las autoridades regionales del agro tomen las medidas pertinentes para enfrentar lo que está aconteciendo. “Se requiere una acción para atender sus requerimientos en materia de disponibilidad forrajera, la que es bastante reducida con respecto a años anteriores”, explicó.

    Junto con ello, para el legislador también es urgente contar con apoyo a través de créditos ventajosos considerando además que “quedan  varios meses por delante donde este problema se va a seguir presentando”.

    “Si a esto se suma la baja del precio del ganado, los problemas de comercialización, entre otros, se hace urgente una acción más efectiva por parte del agro en la zona y así ir en auxilio y apoyo a los pequeños y medianos ganaderos”, agregó.

    Esto se suma, concluyó, a la compleja situación que ya viven muchos ganaderos, con el ataque en sus predios por parte de pumas y jaurías de perros bravíos, lo que, indicó, ha quedado de manifiesto en diferentes comunas de la región, como Chile Chico, Villa O´Higgins o Río Ibáñez, entre otras.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *